Un barrio en vilo

Hace unos meses tuve la inesperada suerte de que abrieran un Día prácticamente en frente de la puerta de mi casa. Fue una bendición. Antes había una “””juguetería para nenas””” (les juro, era eso) y ahora, la bondad del destino me daba lo que tanto había deseado: un supermercado Día del que hacerme amiga por siempre. Fui con asiduidad, para que mi tarjeta fuera vinculada a la sede y, después de unos meses, lo logré. No tenía grandes descuentos (se empeñaba con hacerme comprar gelatinas Royal con un hermoso 40% de descuento, por ejemplo) pero eran mis hermosos descuentos de mi Día. En cierta forma, fui muy feliz.

Como el barrio cuenta con varios otros supermercados (Carrefour, Coto y Disco) en un rango muy pequeño de cuadras, mi hermoso y pequeño Día nunca tenía demasiada cola. Por supuesto, esto también era consecuencia de que, en comparación, la variedad y cantidad de productos que llenaban sus góndolas era más escueta pero, ¿a quién le importa eso cuando todo es tanto más barato? Evidentemente a mucha gente (gente que, obviamente, no soy yo).

Lamentablemente este no fue más que un amor de verano. Hace unas semanas vino C. con la peor noticia. Esperó a verme sentada y relajada y me dijo “Clausuraron el Día“. En ese momento no me asusté; “¿es un supermercado, cuánto tiempo lo pueden tener cerrado?“. ¡Ja! ¡Qué imbécil! Cuando de desgracias se trata, una nunca puede jugársela de segura. Hace semanas que el local sigue de cortina baja. Por el barrio escuché a más de una señora preguntándose por qué estaría cerrado. Se murmura (entre encargados de edificio, vendedores de locales y viejas chusmas) que un/a vecino/a denunció al supermercado por unas heladeras muy ruidosas. Otro vendedor me dijo que esas mismas heladeras estaban con una conexión eléctrica dudosa. Nadie cree que esto sea una historia verosímil, ¿cuándo se vio un supermercado cerrado tanto tiempo por algo tan pavo?

Por el momento no tenemos respuestas. Lo único que sabemos es el comentario generalizado de cuánto más barato era y cuándo volverá.