Paredes de pizarra

El truco de pintar una pared de pizarrón no es mayor (y, la verdad, todos soñamos con eso tarde o temprano). De todas formas, sí tiene algunos pormenores para tener en cuenta a la hora de encarar el proyecto albañileril en el hogar. Pinturería Marcos (fiel consejero en todos estos temas) supo aclararme el panorama. Ahora les comparto a ustedes mi nueva sabiduría:

1. Se necesita: pintura para pizarrón (obvio!), un rodillo, un pincel, cinta de papel y (el ingrediente secreto) aguarrás
2. Lo importante acá es que, para que la pinture agarre bien, hay que hacerle una capa de base a la pared. Lo que suele suceder es que comprar base es bastante caro (y, salvo que la pared que quieran pintar sea enooorme, les va a sobrar a lo loco). Para solucionar el tema, mezclamos el aguarrás (25%) y la pintura (75%) y le damos dos capas a la pared.
3. Hecho esto, podéis pintar. Otras dos manitos de pintura (para que todo quede bien parejito y lindo) y listo el pollo. Van a ver que, de no hacer el punto 2, les va a quedar una pintura con color opaco que no agarra tan bien la tiza.

Cabe aclarar que, entre mano y mano de pintura hay que esperar que la pared seque. Obviamente esto tarda varias horas (entre 4 y 8, diría yo dependiendo del clima). No sean ansiosos y esperen.

Ahora sí, les dejo acá el trabajo termiando para los más curiosos.