Papa Negra

No sé en los demás hogares, pero en el mío, últimamente, la papa es un tema polémico: estamos en invierno y está carísima. La papa blanca es un lujo innecesario (para eso me compro un filet de salmón!!!) y yo no pienso privarme de estofados, papas al horno y guisos simplemente por un sobreprecio tal! Conclusión: le doy la bienvenida a la papa cuidada (a.k.a. papa negra que se consigue en los supermercados).

Claro que la papa negra es eso, negra. Llena de tierra a más no poder, no hay detergente que te salve de comerte un buen terrón si no la pelás. Por eso (y porque a mí me encanta la papa con cáscara) lo que yo hago es:

  1. la limpio superficialmente abajo del chorro de la canilla (por supuesto que cierro la canilla una vez hecho esto)
  2. le paso muy fuertemente la virulana (raspo raspo todo para que no quede ni dudas de la tierra que hubo)
  3. vuelvo a enjuagar abajo del agua

Hecho esto, tengo riquísimas papas para disfrutar como se me cante cocinarlas y con toda su piel :)