Garbanzo Snack

Parece ser que los garbanzos son la legumbre #no-cool de la cocina. Me estoy enterando ahora… porque según Pinterest son la posta, pero esta novedad no llegó a las calles porteñas, todavía.
Ahora sí, entonces déjenme traerles la buena nueva, jovencitos: los garbanzos no son menos que la octava maravilla del mundo. Para empezar, veamos los datos nutricionales:
Todo sobre el Garbanzo
Sí, lo sé, simplemente maravilloso, no?
Pero sigamos porque no se acaba ahí… porque, señores, miren ese precio! En Mercadolibre podemos conseguirlos por $20-25 el kilo (y si van al Carrefour pueden buscar una marca que se llama Egran que cuesta 10 pesitos y monedas el medio kilo). Es apenas un poquito más caro que el maní salado pero muchísimo más barato que un paquete de papas fritas. Encima, con un kilo de garbanzos hacés comida para más que muchos (no tengo idea para cuántos exactamente, jamás hice el kilo entero).
Y por último, si bien toman un buen rato de cocción, son una pavada de preparar (casi les diría que se cocinan solos). Yo usé la receta de Kiako pero en vez de laurel y cilantro, usé más pimienta y curry (cuestión de gustos). Quedaron fantásticos.
Así que ya saben: la próxima vez que inviten a alguien a tomar una cervecita a su casa, dejen algunos Garbanzos (sí, con mayúscula) en remojo la noche anterior y lúzcanse con este snack no-cool pero hiper-saludable que toda madre debería recomendarle a sus hijos.