Ferias anti-inflación

Se las puede identificar a lo lejos, por sus carritos amarillo-Macri y de cerca son inconfundibles: se trata de las Ferias Itinerantes de Abastecimiento barrial que propone el Gobierno de la Ciudad. Amén de sus creencias políticas (no entran en la billetera ajustada del ama de casa de estos días) hay que reconocer que estas ferias no están para nada mal.

Ante todo, los datos duros. Las pueden encontrar de 8 a 14hs en distintos lugares de la ciudad (pueden chequear cuando les toca su barrio en este link).

Los destacados de la feria son:

– Pescadería: los pescados están fresquísimos (no tienen gran variedad pero para los básicos está más que bien) y, si tienen suerte, encuentran unos medallones de salmón rebozados que uhm… son una delicia!
– Fiambrería: acá solo compro quesos (no gusto mucho de los fiambres en general, pero veo como los dones y doñas los llevan en cantidad). De nuevo, tienen los básicos y, si bien no son los más baratos, tienen una relación precio/calidad excelentísima. ¡Además tienen porsalut y muzza Barraza!

Y después, para tener en cuenta:
– Verdulería: está bien (no es la ganga del milenio) pero si vivís como yo donde no hay una verdulería barata está buenísima para considerarla. Un tip útil es sacar el número de la verdulería, comprar en el resto de los puestitos y después volver (así no hacés la cola)
– Dietética: no es gran cosa pero venden salsa de soja, aceite de oliva y demás a muy buen precio. El ajo, por alguna razón, siempre es mucho más barato ahí que en la verdulería

Un datito de color: en algunos de los carritos pueden ver un mini afiche tamaño A4 donde se lee algo del estilo de “La ciudad le dice no a la inflación”. ¡Vale oro!