Cocinar y Dibujar

Desde hace años que quiero hacer reseñas de libros. Obviamente, el nivel teórico y lector no me alcanza para hacer un blog de eso, mucho menos para publicarlas en revistas del género (salvo contadas excepciones). Pero, como se sabe, la vida te da revancha… y ayer (que en realidad ya fue hace unas semanas), charlando entre editores y amigos me instaron a hacer la reseña de un libro hermoso que me regaló mi amiga N. para mi cumpleaños: Cocinar y Dibujar, de Josefina Jolly editado por Galería Editorial. Dicho esto, doy comienzo aquí a una nueva sección.

Cocinar y dibujar

Autora: Josefina Jolly
Editorial: Galería Editorial
ISBN: 978-987-27561-5-4

En lineas generales, el libro es un receterio precioso, armado en formato bloc donde el paso a paso de las recetas (increíblemente claro y bien redactado) se hace mucho más llevadero gracias a los dibujitos que inundan cada página y se ocupan de decorar, ilustrar e incluso ampliar nuestros conocimientos sobre diferentes verduras, tipos de pastas y demás. O sea, no sólo aprendés una receta nueva sino que, por ejemplo, podés sacar alguna idea para una nueva plantita aromática para tu huerta.

Pero volviendo al contenido gastronómico del libro (que es lo que a cualquier cocinero le interesa), hay que decir que el susodicho es bien completito (y no le falta nada para preprar una cena de pé a pá). Tiene entradas, platos principales, postres, bebidas y hasta algunas páginas para agregar recetas e ilustraciones propias (por supuesto, mis neurosis personal me impide fuertemente hacer cualquier cosa que atente contra el libro/bloc, de tan lindo que es). En fin, la publicación es un impecable compilado de recetas, ideal para cocineros amateurs (como yo) que apreciamos las recetas buenas y fáciles (nada de marinar un lomo durante 48hs en hongos frescos conseguidos únicamente en la cima del Aconcagua). Entre mis preferidas están la moqueca de camaro, los bastoncitos de muzarella, un omelette de espinaca y la receta de la honig leicaj (una torta de miel típicamente judía que hace años me prometo a mi misma que la voy a preparar).

Uso ideal del libro: regalo. Este es un libro que tiene todo para ser un regalo perfecto: un popurrí de recetas (de regios y tipos muy diversos), ilustraciones preciosas, una encuadernación no-tradicional y (dándole lugar a la diseñadora nerd que hay en mí) un laminado texturado precioso en la tapa (con cuño seco incluído) mezclado por un papel grueso y poroso que le da un aire de “todo bien casero” a esta joyita editorial.