CASCARITAS DE NARANJA AL AZÚCAR

Frente a la subida inesperada/insólita/increíble/inaceptable (use adjetivo a elección) que tuvieron las naranjas en lo que va del año, no me quedó otra que empezar a hacer rendir cada gramo de las mismas. Por eso, recordando que las naranjas estaban carísimas pero el azúcar (a precio congelado) baratísimo (cualquiera diría que nos están queriendo engordar para navidad!) se me ocurrió hacer unas cascaritas de naranja con azúcar (que, como una vez dijo mi abuela, “es una pavada”).

En fin, me tomó 10 minutos ver un par de recetas y elegir la que más verosímil me parecía. Solo se necesitan pocas cosas: cascara de naranja, azúcar (en cantidad), agua y paciencia inagotable. Habiéndola hecho, paso a reescribirla con mis comentarios:

  1. cortar las cáscaras de naranja que sobraron (de hacer un jugo, una ensalada de frutas o lo que sea que hayan hecho) en tiritas. Yo corté cuatro tiritas por cada media cáscara que tenía (había hecho jugo de naranja). Procuren que no queden muy cortitas… ya van a ver por qué…
  2. Con un cuchillo bien filoso, separar la parte blanca de la naranja lo mejor que puedan (si no les queda perfecto después tienen otra oportunidad). Quedaría como:

Paso a paso de cómo preparar las naranjas

  1. Ponerlas en agua fría con sal y hacerlas hervir durante unos 15 min.
  2. Enjuagar bien (con agua fría) para que no les quede la sal. Volver a cubrir con agua fría y hervir (esta vez, sin sal). Cuando hierve, vaciamos el jarrito, volvemos a poner agua fría y de nuevo a hervir.
  3. (opcional) Después del segundo hervor (uno con sal y otro sin), las cascaritas van a estar bastannte blandas. Así que si les quedó mucha parte blanca, pueden aprovechar ahora y volver a sacarla (con cuidado que se rompen!).
  4. Ya sea que hicieron o no el paso 4, ahora vuelven a hervirlas como la última vez. Las hierven en total unas 7 veces (una con sal y 6 sin sal). Esto es clave para que no queden amargas.
  5. Terminado el asunto, escurren. Paralelo a eso, mezclan 400gr de azúcar y 500 cc de agua y lo ponen a hervir (la proporción azúcar/agua hay que mantenerla, yo usé esa cantidad de azúcar para 6 naranjas, pero pueden usar más o menos de acuerdo a su gusto). Cuando hierve, meten de nuevo las cascaritas.
  6. Ahora sí, lo dejan a fuego mínimo durante una hora / una hora y media. Van a ver que se ponen transparentes, como las que se venden.

Esa es la parte fácil (en total les tomará unas 2hs o un poco más). Lo jodido viene ahora porque, una vez cocidas y almibaradas son un pegote indescriptible. No se desesperen (como yo). Lo que tienen que hacer es secarlas. La forma correcta de hacer esto es con una rejilla. Si tienen una, son unos genios… y si no tienen, pueden usar el secaplatos y ya. Después le pegan una lavadita (que nunca le viene mal) y todos contentos.

Dejan las naranjitas colgando durante al menos 24hs (escurre el almíbar y se secan). Pueden ir rebosándolas con azúcar para que queden igualitas a las compradas.

Ah! Y muy importante: no se hagan los finos como yo… si las cascaritas les quedan cortitas, no van a poder extenderlo en la rejilla y ahí los quiero ver… dando vueltas cada 12 horas para que no se pegoteen demasiado. ¡Una tristeza!